279 mil estudiantes tendrán asegurada la continuidad pedagógica en la provincia de Buenos Aires

Más de 18 mil alumnos avanzados de institutos de formación docente se inscribieron para participar del programa que busca garantizar la continuidad pedagógica de 279 mil estudiantes bonaerenses a través de visitas a sus domicilios en el marco del aislamiento por el coronavirus.

Fuentes oficiales precisaron que un total de 18.414 futuros maestros se anotaron para formar parte del plan de acompañamiento a las trayectorias y revinculación de estudiantes (ATR) que lanzó la semana pasada el Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

El programa contempla la incorporación de 11 mil docentes suplentes, que ya estaban inscriptos, y los 18 mil que están en etapa avanzada de formación para realizar un seguimiento de las tareas en visitas semanales a las viviendas de los estudiantes.

Con la medida, la administración de Axel Kicillof pretende ir al encuentro de 279 mil estudiantes en los 135 municipios bonaerenses mediante visitas domiciliarias sistemáticas a quienes requieran un mayor acompañamiento pedagógico.

La propuesta busca que los estudiantes avanzados se acerquen a la puerta de los domicilios de los alumnos para hacer un puente entre la escuela y la familia, siempre en el marco del proyecto pedagógico de cada institución educativa y guiado por los docentes a cargo de los cursos.

“No funciona llevar a chicos a las escuelas o a las plazas en zonas de alta circulación del virus. No hay que exponer a los chicos a riesgo, ni a contagios, hay que ir a buscar a los que perdieron la continuidad pedagógica y llevarles la escuela a sus casas”AXEL KICILLOF
“No funciona llevar a chicos a las escuelas o a las plazas en zonas de alta circulación del virus. No hay que exponer a los chicos a riesgo, ni a contagios, hay que ir a buscar a los que perdieron la continuidad pedagógica y llevarles la escuela a sus casas”, expresó Kicillof al lanzar el programa.

Desde Educación se preció que225 mil de estos estudiantes mantienen actualmente algún tipo de vínculo con la escuela, pero requieren una continuidad pedagógica de mayor intensidad, mientras que los otros 54.000 alumnos no tienen una vinculación cotidiana con la escuela.

La directora general de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, dijo al respecto a Télam que “la pandemia no es sinónimo de ausencia o lejanía”.

“Desde el inicio de la suspensión de clases presenciales pusimos en marcha la continuidad pedagógica y equipos de trabajo territoriales que pudieran acompañar a las y los estudiantes frente a distintas situaciones de vulneración de derechos”, indicó y añadió que “el programa busca el acompañamiento a las trayectorias educativas y a la revinculación”.

Vila apuntó que para desarrollar este nuevo plan se trabajó “con la línea de inspección y los equipos de conducción en reuniones virtuales que involucraron a cientos de actores de los distintos niveles y modalidades del sistema educativo en toda la provincia y las organizaciones sindicales de docentes”.

Sostuvo que “la iniciativa supone universalizar para estos estudiantes, las visitas casa por casa que ya venían realizando muchos docentes con muy buenos resultados” dado que “se trata de reforzar el puente entre la escuela y las familias”.

Según el último relevamiento de la cartera educativa bonaerense, 9 de cada 10 estudiantes tuvieron continuidad pedagógica, pero del 8,3% restante, 6,7% la sostiene pero con “muy baja o nula devolución de las tareas propuestas”. Y con el 1,6% no se sostiene la comunicación cotidiana, por lo que se requiere de un acompañamiento como el que promueve el programa.

Ahora, Educación confeccionará los listados de docentes suplentes y en formación, y los pondrá a disposición de las escuelas para delinear el plan de visita a estudiantes.

Cada docente en formación o suplente tendrá 6 estudiantes a cargo y realizará dos visitas semanales a cada uno para realizar un seguimiento de las tareas siempre respetando los protocolos sanitarios.

Las visitas a los domicilios no implican el desarrollo de clases de apoyo pedagógico, sino la construcción de espacios de encuentro, el intercambio de materiales educativos y otras actividades pedagógicas para colaborar con la implementación de la planificación de las y los docentes a cargo de los cursos.

Quienes participen del programa tendrán la posibilidad de acreditar la actividad como una práctica formativa dentro de su plan de estudios y además percibirán una beca de contraprestación de $8.000 mensuales.

Los postulantes seleccionados realizarán las tareas encomendadas en el distrito de su residencia, independientemente de donde cursen sus estudios.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *