EEUU donará más de 3 millones de vacunas a Argentina

Estados Unidos y la Argentina suscribieron en la mañana de este martes el convenio de donación de vacunas que, según los rumores que circulan en Washington, es una de las mayores cesiones de dosis concretadas hasta ahora por el país del Norte. De entrada se habló de 2.500.000 dosis, después de 3 millones y ahora el rumor es que podrían ser todavía más. Como anticipó Página/12 en exclusiva, el anuncio oficial lo hará el Departamento de Estado este miércoles o jueves. Al mismo tiempo, Aerolíneas Argentinas prepara la salida de dos vuelos a la ciudad norteamericana de Memphis: en esos aviones vendrán las dosis. La totalidad del cargamento será de la vacuna Moderna y es posible que el Ministerio de Salud decida usar las dosis para arrancar con la vacunación de jóvenes entre 11 y 17 años, aunque se necesita la autorización de la Anmat.

Acta

Tras una larga negociación protagonizada por la ministra Carla Vizzotti, la asesora presidencial Cecilia Nicolini, la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el embajador argentino en Washington, Jorge Argüello, se logró un arduo acuerdo en el que participaron el gobierno de Joe Biden y los laboratorios ModernaPfizer y Johnson & Johnson. Las reuniones por Zoom duraron horas y todas las partes aparecían en las pantallas. Los diálogos derivaron primero en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó Alberto Fernández el viernes 2 de julio, con el acento puesto en las garantías ante juicios, luego en el contrato con Moderna que se rubricó el domingo y ahora en el acta de donación.

Hasta el momento, los términos de la donación no se conocen, pero Washington hará un anuncio oficial en las próximas horas. Es muy posible que también haya un anuncio al mismo tiempo en la Casa Rosada.

Uno de los datos centrales del convenio es, obviamente, la cantidad de dosis. En Washington se dice que será una cifra superior a todas las donaciones hechas hasta el momento, pero la verdad se conocerá en el momento del anuncio. Hasta ahora México recibió 1.350.000 dosis de Johnson & Johnson; a Colombia fueron 2.500.000 dosis de la misma vacuna, mientras que la donación anunciada para Bolivia y Paraguay fue de un millón de dosis a cada país. La versión es que Estados Unidos seguirá aportando vacunas porque la producción fue escalando y da la impresión de que la vacunación llegó a un techo en el país del Norte.

Aviones

Como las vacunas están disponibles, el Poder Ejecutivo enviará dos aviones de Aerolíneas Argentinas a la ciudad de Elvis Presley, Memphis, donde están almacenadas. Los vuelos no tienen todavía horario oficial, pero se supone que se realizarán antes o durante el fin de semana que viene. El mismo procedimiento de buscar las vacunas en el Aeropuerto Internacional de Memphis se usó en las otras donaciones.

Todas las dosis en el caso argentino serán de Moderna, el único laboratorio con el que Argentina tiene firmado contrato. Sucede que eso era precondición para la donación, porque en el contrato se establecen las garantías para los laboratorios frente a los eventuales juicios por muertes o daños a la salud. Como se sabe, la Argentina constituyó –a través del DNU– un fondo de garantía que servirá de respaldo ante cualquier reclamo indemnizatorio.

Según dicen en Washington, los contratos con Johnson & Johnson, del laboratorio Janssen, y con Pfizer se firmarán en los próximos diez días. A partir de ese momento estará la posibilidad de acordar compras –está difícil la provisión de partidas antes de 2022– y también de recibir nuevas donaciones. Se presume que Estados Unidos efectivamente cederá más vacunas, aunque tal vez lo haga sólo por el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud. También en ese caso le corresponderán dosis a la Argentina.

Obstáculos

Lo que surge de las negociaciones es que fueron los laboratorios, en especial Pfizer, los que más obstáculos pusieron a la firma de los contratos. En esencia, porque no tenían vacunas para proveer dado que privilegiaron –o tuvieron que privilegiar– a Estados Unidos y Europa. Lo demuestra el hecho de que sigan ahora sin tener dosis y que cualquier acuerdo se firma sobre la base de que la provisión será en 2022. Ni Moderna ni Johnson & Johnson entregaron vacunas fuera de Estados Unidos hasta hace pocas semanas, mientras que Pfizer incumplió –como todos los laboratorios– la mayoría de los contratos: con la OMS se comprometió a entregar 40 millones de dosis y entregó un millón. En los países latinoamericanos, la cifra mayor fue de tres millones de dosis, pero casi todos los gobiernos se defendieron en un 80 o 90 por ciento con vacunas chinas, en algunos casos de baja eficacia y flojas de papeles. La Argentina acertó con Sptunik y Sinopharm. 

Adolescentes

Como también señaló este diario, es posible que el órgano regulatorio norteamericano, la FDA, autorice la vacuna Moderna para adolescentes. Se hablaba de que el visto bueno se daría este jueves, pero otras versiones mencionan que la autorización será oficial recién la semana próxima.

La cuestión de los adolescentes se va convirtiendo en fundamental porque los jóvenes circulan mucho y eso transmite el virus a gran velocidad. De manera que son numerosos los países que ya insisten en la vacunación para todos los niveles de edad y cada día se habla más de las vacunas pediátricas, a aplicarse desde los tres años. También la Argentina va por ese camino.

* Por ahora, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) no autorizó la vacuna Moderna ni para mayores y aún menos para menores.

* Pfizer, que ya fue certificada por la Anmat para mayores, todavía no recibió el visto bueno para menores, una autorización con la que ya cuenta en buena parte del mundo.

* Johnson & Johnson tampoco está validada ni para mayores ni para menores.

Es probable que en los próximos días salga la autorización de la Anmat para Moderna. En principio únicamente para aplicarse a mayores de edad y, una vez que Estados Unidos la apruebe para menores, también se buscará rápidamente aprobarla para ese rango etario.

Todo el proceso durará varios días, con las vacunas ya en la Argentina. Habrá que ver qué decide el Ministerio de Salud: si esperar la aprobación para menores de edad e iniciar la vacunación en adolescentes de 11 a 18, o usar mientras tanto los millones de dosis donados en personas mayores y acelerar la inmunización de la población en general. Todo será parte del anuncio oficial. En el horizonte está también que Sinopharm ya se usa en menores en China y pedirá la autorización en la Argentina. Como se sabe, el país firmó un gigantesco contrato con el laboratorio chino, que proveerá nada menos 24 millones de dosis.

Más allá de las cantidades y la franja a la que se va a vacunar, el hecho concreto es que la Argentina recibirá millones de dosis adicionales para fortalecer todavía más el proceso de vacunación. A cada paso se acerca más al objetivo de alcanzar altísimos niveles de inmunización antes de la llegada de la primavera.

Por Raúl Kollmann

Fuente: Página 12

Utilizamos cookies, ¿estás de acuerdo? MAS INFO

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close