El acuerdo con Cambiemos para renegociar la deuda

Incluirían las deudas provinciales en la renegociación y el gobierno aceptaría postergar los pagos hasta el 2024. En una misma mesa de negociación, desde Larreta hasta Máximo kirchner, junto a Sergio Massa.

Luego de una negociación que concluyó de noche, el oficialismo se encamina a obtener este miércoles la media sanción del proyecto de ley para renegociar la deuda externa por encima de los 200 votos que esperaba obtener la Casa Rosada. Si se confirma esa votación mayoritaria, que podría llegar a las 250 voluntades, estará compuesta por los 120 votos del Frente de Todos, los 116 de Juntos por el Cambio y los 18 de los bloques de Consenso Federal y Unidad Federal para el Desarrollo.

Estos minibloques ya aportaron sus votos para que el Frente de Todos pudiera contar con un dictamen de mayoría en el plenario de las comisiones de Finanzas y Hacienda y Presupuesto. La novedad tiene que ver con la mayor fuerza opositora, que cerró un acuerdo con el Frente de Todos para que en la misma sesión extraordinaria se vote un proyecto de resolución para crear una mesa de trabajo entre el Poder Ejecutivo y el Interbloque de Cambiemos “para analizar la sustentabilidad de las deudas de las provincias”. El anuncio corrió por cuenta del jefe del Interbloque Mario Negri: “Fuimos escuchados por el Gobierno y crearemos un espacio formal de diálogo para debatir la deuda de las provincias”, aseguró a la salida del encuentro.

Este lunes el interbloque opositor planteó cuatro puntos para negociar su apoyo al proyecto que envió el Ejecutivo: postergar los vencimientos de las provincias con la Nación hasta 2024, que el Estado Nacional las autorice a incorporar sus deudas a la renegociación, conseguir permiso para obtener más créditos y que los planteos provinciales sean incluidos por el Gobierno cuando emita letras o bonos, con el objetivo de obtener tasas más bajas.

Los negociadores del Gobierno habrían aceptado el primer punto y los otros podrían ser absorbidos por la mesa de trabajo. A cambio la oposición aportaría sus votos para darle media sanción a un proyecto que el oficialismo considera clave, pero que necesita un amplio apoyo parlamentario para renegociar la deuda en el exterior. Otro punto que gravitó fue la decisión de la Nación de quitarle un punto de coparticipación federal a la Ciudad de Buenos Aires, luego de la decisión del ex presidente Mauricio Macri de aumentarla apenas asumió. Son 36.000 millones de pesos que la capital resignará. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *