El amor propio no se compra

Por Patricia Cisneros.

Estamos atravesando un cambio de paradigma en la publicidad y marketing sobre la mujer y el género. Después de muchos años de lucha de a poco comenzamos a visibilizar la discriminación y sexualizacion de las mujeres en las mismas, pudimos romper barreras donde marcas de cosméticos mostraban sólo a mujeres blancas heterosexuales y ahora incorporan diversidades, vemos también que en los productos de limpieza aparecen los hombres, y en las publicidades de tampones o toallitas la sangre dejó de ser azul y nos muestran como mujeres fuertes, ocupadas audaces y capaces de ser todo.

¿Es responsabilidad o es capitalismo? ¿Las marcas buscan que las mujeres sean como son o que las minorías se vuelquen a sus productos? ¿Realmente les interesa dejar de reproducir estándares de belleza? ¿Por qué está de moda el amor propio en las publicidades?

Empoderamiento no es un producto del marketing, es una conquista personal, política, afectiva y feminista. Me preocupa que se utilice el deseado “amor propio” para convertirnos en consumidoras o peor en meritócratas, o en personas egolatras, no somos todos los días exitosas, ni felices, utilizar la autoestima como una estrategia motivacional para conseguir aceptación en las redes puede ser muy peligroso y lograr todo lo contrario, no soy psicóloga pero entiendo que hay personas vulnerables que están lidiando con factores diversos y externos que pueden entender que de no quererse o aceptarse son fracasadas, el amor propio tiene que ver con un proceso de aceptación, la responsabilidad afectiva con uno mismo y con los demás, no se compra con un jabón o un desodorante.

Romantizar una falsa autoconfianza puede generar más frustración, mejor cuestionemos lo que vemos en las redes, en los productos y las publicidades, de como deberíamos ser o sentirnos. Muchas de las respuestas que necesitamos para no tener miedo o sentirnos aceptados están en la vida real, en las relaciones que tenemos o en las que podamos construir con amor, de adentro hacia afuera. Procurar tener salud mental es amarnos, aceptar las emociones negativas y positivas, perdonar o perdonarnos y reconocer nuestros límites son pequeños pasos para intentarlo.

Seguime en instagram @femirarte

#Amorpropio #Responsabilidadafectia #capitalismo #responsabilidadempresarial #autoestima #mujeresempoderadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *