El endeudamiento silencioso

First Capital Group fue la encargada de realizar un  informe privado, que indicó que las tarjetas de crédito fueron el medio más utilizado para comprar productos de primera necesidad. La tendencia continúa: un banco privado dijo que en enero los préstamos personales subieron 30 por ciento. Por otro lado, el Indec informó que una familia tipo necesita $38.960 por mes para no ser pobre.

Los argentinos se endeudan cada vez más para llegar a fin de mes, incluso cuando el costo de la deuda es más un problema que una solución. Así, los préstamos “salvavidas” son récord en un contexto de inflación anual del 55% y caída del poder adquisitivo de los salarios, según el informe de la consultora especializada

La operatoria en pesos con tarjetas de crédito fue el recurso más utilizado para el financiamiento familiar. “Producto de la recesión y del ajuste de precios, los consumidores han usado los plásticos mayoritariamente para financiar sus compras, impulsado por el programa ‘Ahora 12’ y en muchos casos para poder llegar a fin de mes”, evaluó.

First agregó que el uso de esta herramienta “a fines de 2019 registró un saldo de $ 538.941 millones” y que llegó a crecer interanualmente un 42,85 por ciento.

En los últimos cuatro años, el saldo de tarjetas de crédito “creció $ 363.894 millones, un aumento del 208% -señaló First-. Y si analizamos los últimos 10 años, el saldo registrado en noviembre de 2009 fue $ 18.093 millones, marcando un alza de 2879%, lo que implica un fuerte crecimiento real para esta línea de préstamos”, agregó el informe.

Los créditos por medio de las tarjetas es una de las vías del creciente endeudamiento de las familias. La consultora consignó que en diciembre el stock total de préstamos de las familias alcanzó a $ 1,867 billones (millones de millones) con una suba anual de $ 296.301 millones, que representa un aumento del 18,9 por ciento.

“Todas las líneas de crédito mostraron subas significativas. Los préstamos personales terminaron el ciclo 2019 con $ 403.895 millones. Para los períodos de 4 y 10 años, crecieron 153,8% y 1249,4% respectivamente. El saldo de préstamos personales creció $ 373.964 millones en la última década”, detalló el informe.

La tendencia de este tipo de endeudamiento es alcista. Un banco de capital extranjero consultado por Tiempo informó que prevé colocar un 30% más que en diciembre de 2019 por la baja de tasas de los primeros días del gobierno del Frente de Todos.

También subió el endeudamiento por créditos hipotecarios un 301,5% en los últimos cuatro años y se constituyó como “el único tipo de préstamos que sostuvo un crecimiento real durante dicho período, en parte por el impulso oficial que se le dio durante la primera etapa de la gestión de Mauricio Macri”. Para el período de 10 años, esta línea de créditos creció 1104% desde un saldo de $ 17.782 millones en noviembre de 2009, consignó el estudio.

Las prendas, créditos que otorgan los bancos para la adquisición de algún bien particular, también se aceleraron pero menos que los demás. En los últimos cuatro años crecieron $ 40.796 millones, un aumento del 102,4%. “Esta categoría de préstamos fue la que menos creció en la última década, subiendo un 1042% desde un saldo de $ 7060 millones”.

En los cuatro años de la gestión de Cambiemos, entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019 los préstamos en pesos a los privados crecieron 139% desde un saldo de $ 758.693 millones, detalló la fuente.

CANASTA BÁSICA

Por otro lado, el Indec informó que los productos que conforman la canasta básica alimentaria aumentaron un 52,8% en 2019, por lo que una familia tipo necesita $38.960 para no caer debajo de la línea de la pobreza y $15.584 para no ser indigente. Con una población estimada en 45 millones de habitantes, la pobreza estaría afectando a 15,9 millones de habitantes, entre los cuales se encuentran 3,4 millones de personas estarían en la indigencia. La próxima difusión del índice de la Pobreza por parte del Indec está prevista para el 31 de marzo y contendrá los datos del segundo semestre del año pasado. La última medición oficial, dada a conocer en octubre sobre datos del primer semestre del año, registró que el 35,4% de los habitantes estaban por debajo de la línea de la pobreza, y, dentro de ellos, el 7,7% eran indigentes.

Fuente Tiempo Argentino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *