El Panorama electoral en Quilmes.

A más de 3 años de haber asumido como Intendente, la gestión del cheff Martiniano Molina ha dejado mucho que desear. Recibe críticas de propios y ajenos.

Las principales obras del distrito, como el Metrobus sobre la Avenida Calchaqui, se han llevado adelante gracias a los giros provenientes de la Casa Rosada. Obras que para colmo demoran eternidades causando daños inconmesurables en los comercios de la zona. Parecería ser que el Intendente apuesta a su inauguración pocos días antes de las elecciones, intentando una especie de “manotazo de ahogado”.

Vecinos de todas las localidades del partido ponen el grito en el cielo porque el Municipio no cumple regularme ni con un servicio tan básico y esencial como lo es la recolección de residuos. Quilmes se ha convertido en un verdadero basural. Zonas que ya se inundaban, ahora se inundan peor. Zonas que no se inundaban, ahora si se inundan. Falta limpieza y mantenimiento en arroyos y espacios públicos.

Hay coincidencia en que el ciclo de Martiniano está terminado siendo sus principales competidores, según encuentas locales, la militante de la Campora Mayra Mendoza y el ex concejal Roberto Gaudio, seguidos de cerca por el edil Ángel García.

Tanto Gaudio como García se han mostrado en diversas oportunidades, junto a otros pre-candidatos como Matías Festuca, Julio Nieto y el ex intendente Francisco Barba Gutierrez, con vocación de trabajar en la “Unidad” para enfrentar al oficialismo en Quilmes.

En paralelo, la diputada Mayra Mendoza no parece estar dispuesta a sentarse en la misma que el resto de los candidatos para asegurar un triunfo del Peronismo en las urnas. La militante de la Campora, confía en su piso electoral para llegar a la intendencia y tomó como principal herramienta de campaña la crítica hacia las políticas de ajuste del Gobierno de Mauricio Macri.

Mientras tanto, el dirigente Peronista y pre-candidato Roberto Gaudio, descartando las típicas visitas guionadas, ha optado por la escucha activa de las distintas problemáticas de los Quilmeños y por la difusión de su plan de Gobierno Municipal a través de reuniones periódicas con vecinos de todos los sectores sociales. Con ideas y propuestas claras que puedan llevarse adelante por un futuro intendente.

En Quilmes, el 28 por ciento que colecta Cambiemos no le alcanza a Molina para la reelección. Debería sumar más de un 12 por ciento de corte de boleta en un distrito en el que eso nunca sucedió. Habrá qué ver de qué manera sale a jugar un intendente cada vez más arrinconado.

Temas





También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.