«Hay que desmonopolizar el mercado de producción y venta de alimentos», dijo Klejzer

El director nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social y dirigente del Movimiento Popular (MP) La Dignidad, Rafael Klejzer, defendió este domingo el proyecto oficial para la instalación de ferias de la economía popular en todo el país y de esta forma «provocar una desmonopolización del mercado de producción y venta de alimentos en la Argentina» para que «no falte la comida en ninguna mesa de los argentinos».

«El Proyecto Nacional de Ferias es una herramienta muy importante para la producción y comercialización de alimentos, alimentos sanos, libres de pesticidas, producidos con cuidado del medio ambiente, generando trabajo y que llegue a la mesa del pueblo a precios accesibles y no como ocurre hoy que una gran parte de la comunidad no cuenta con todas las comidas diarias», opinó Klejzer, en un reportaje concedido a la Agencia Télam.

-Klejzer, ¿qué es el Proyecto Nacional de Ferias 2023-2025?

-Es un plan, una herramienta, es una política pública más que estamos implementando, que ensambla con distintos programas y proyectos del Gobierno Nacional, para hacer frente a la concentración en la comercialización de alimentos en la Argentina. Hoy el 60 por ciento de los alimentos que se comercializa en el país, lo comercializan seis cadenas de supermercados, seis…!!! Y en esas seis cadenas, 20 empresas comercializan el 75 por ciento de lo que se vende. Es decir, que el negocio de la producción y comercialización de alimentos en la Argentina es de seis cadenas de supermercados con 20 empresas productoras trasnacionales de alimentos.

-¿Y frente a esa situación?

-Frente a eso hay que dotar al Estado de todo tipo de herramientas que tiendan a la desconcentración, a descomprimir, a desmonopolizar el mercado de producción y venta de alimentos en la Argentina. De ahí el Plan Federal de Ferias: en nuestra Argentina hay 2.471 municipios, cada uno tiene su propia política de ferias de alimentos. La feria es una herramienta muy importante para trocar bienes y servicios, para comercializar verduras, frutas y planifica la producción. Si aquellos trabajadores y trabajadoras que forman parte de la agricultura familiar, si saben que tienen un lugar fijo, estable, seguro, donde vender, como son las ferias francas de Misiones, Córdoba, Chaco o Corrientes, saben que producen en la semana, cosechan los viernes y tienen seguro un lugar donde vender su producción el fin de semana…

-Con estas iniciativas, estas ferias, el Gobierno Nacional y las familias campesinas pueden ofrecer alimentos sanos y a precios accesibles al pueblo.

-Absolutamente! y sin intermediarios, es una producción directa, mejora precios, mejora calidad, costo cero, genera trabajo, se elimina los gastos de fletes que hoy es del 25 por ciento. Es decir, es una política pública seria de producción de alimentos sanos, a precios populares, genera trabajo y cuida el medioambiente. Es un proyecto oficial que rompe en cierta forma con la concentración que hoy genera el supermercadismo.

-¿Entonces el Gobierno fomenta las condiciones para que alimentos sanos y a precios accesibles, lleguen a las provincias, a los barrios y producen desde la economía familiar?

-Hay miles y miles de familias agricultoras en todo el país, soberanamente son trabajadores de la tierra, con muchos problemas para acceder al agua potable y a la tierra para trabajarla, son empresas recuperadas por sus trabajadores, son emprendedores, son cooperativas, es decir: es pueblo organizado produciendo alimentos. Y lo que decimos es que hay que aceitar y fortalecer todo este circuito de mano de obra y producción sana de comida. Hay que fortalecer este circuito, haciendo un verdadero sistema económico pujante, con la creación de 1.200 ferias de estas características. No puede ser que en la Argentina haya una sola familia pasando hambre!

-En el Proyecto Nacional de Ferias, ¿solo pueden participar las organizaciones de La Dignidad u otras también?

-No, cuidado…Esta es una política pública del Estado Nacional y abierta a todos los sectores. El Estado Nacional no tiene autoridad de aplicación de ferias, la tienen los municipios y las provincias y es ahí donde se tiene que construir junto a los municipios, productores de alimentos, movimientos sociales, autoridad provincial, un política pública con mucha fortaleza para provocar la desconcentración del supermercadismo en la venta de alimentos.

-De concretarse el Proyecto Nacional de Ferias, ¿cuántos puestos de trabajo se pueden generar?

-Se pueden generar en forma directa 4.000 puestos de trabajo para feriantes y después toda y cada una de las economías regionales que se fortalece, es como tirar una piedra en el río que produce efectos múltiples… Si uno genera puestos de trabajo ligado a la producción en tu zona de influencia sin costo logístico, lo que generás son una, dos, o tres vueltas de movimiento económico, es decir esos dineros que se iban en el flete se quedan en ese lugar, en ese municipio. Si es en el supermercado, se quedan en los estudios contables de Buenos Aires o van a buscar dólares.

-Klejzer, usted es funcionario de Desarrollo Social y está ligado a los movimientos sociales, ¿cómo ve hoy la situación social?

-Mal, una situación delicada. Los últimos 15 días del proceso inflacionario con corrida de precios, generó un 20 o 30 por ciento más de gente, familias, en los comedores populares, sin capacidad para brindar alimentos. Es una situación casi, casi, desesperante en términos de límites, creo que se está llegando a un límite de la paciencia de la gente… Y creo que lo que no hay es una propuesta, me parece. El pueblo argentino es paciente, es leal, tolera, espera, lo que pasa hoy es que no hay una propuesta de nadie diciéndole la cosa va a mejorar pronto, sacándole a los ricos para repartir a los pobres. Eso, de eso se trata, porque hoy en la Argentina son más ricos los ricos y más pobres los pobres.

-¿El presidente Alberto Fernández debería pegar un volantazo en el rumbo de Gobierno?.

-Si estuvieras en Europa, Alberto vendría a ser un Jefe de Estado pero con un primer ministro. Hoy tenemos un ‘primer ministro’ que es (Sergio) Massa, él es el ‘primer ministro’ en la Argentina, con todos los poderes que se le asignaron. Yo pertenezco a una línea interna dentro del Frente de Todos (Movimiento Popular La Dignidad-FdT) que no quiere saber nada con el ajuste económico, nada con el Fondo Monetario Internacional (FMI), queremos que se toquen definitivamente a los sectores del privilegio en la Argentina; es la única forma de alcanzar los objetivos de justicia social.

Fuente: Telam