Declaran dos de los detenidos por el intento de magnicidio contra la Vicepresidenta

La Cámara Federal porteña escuchará este miércoles en una audiencia a dos de los detenidos por el intento de magnicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, ocurrido el 1 de septiembre pasado, previo a resolver si confirma sus procesamientos con prisión preventiva como partícipes secundarios.

Se trata de Nicolás Carrizo, quien fue trasladado a primera hora de la mañana desde el penal donde está detenido a los tribunales federales de Retiro porque pidió hablar en persona desde la 10 en la audiencia ante los camaristas de la sala I del Tribunal de Apelaciones Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens; y Agustina Díaz, quien expondrá por videoconferencia desde el penal de Ezeiza.

Díaz y Carrizo están procesados con prisión preventiva por la jueza federal María Eugenia Capuchetti, como supuestos partícipes secundarios del intento de magnicido del 1 de septiembre pasado y sus abogados apelaron esta decisión.

La magistrada consideró al procesarlos que «los sucesos del 1 de septiembre (el día del intento de magnicidio) fueron el capítulo final del plan delictivo que previamente habían acordado, diseñado y estudiado Brenda Elizabeth Uliarte, Fernando André Sabag Montiel, Nicolás Gabriel Carrizo y Agustina Mariel Díaz».

Agustina Daz est procesada en la causa
Agustina Díaz está procesada en la causa.

La jueza sindicó a Carrizo y Díaz como partícipes secundarios penalmente responsables del delito de «homicidio calificado, agravado por el empleo de armas de fuego, alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, en grado de tentativa» con embargos por 100 millones de pesos a cada uno.

Sagab Montiel, quien gatilló el arma contra la Vicepresidenta sin que saliera el disparo, y su novia Uliarte no apelaron los procesamientos, que ya quedaron firmes, ni las prisiones preventivas, por decisión de sus defensas oficiales.

En su caso quedaron acusados como coautores del intento de homicidio cometido la noche del 1 de septiembre en Juncal y Uruguay.

Carrizo es el líder del grupo de supuestos vendedores de algodón de azúcar para el que trabajaban los coautores del intento de magnicidio, Sabag Montiel y Uliarte.

Su defensa presentó además un planteo de nulidad de la pericia hecha a su teléfono celular en la causa, algo que también tendrá que resolver la Cámara.

Díaz, en tanto, es una amiga Uliarte que después del ataque fallido contra Fernández de Kirchner le sugirió que borrara toda la información de su celular y que según los mensajes que intercambiaron en el sistema de mensajería WhatsApp, sabía que ella había adquirido una pistola.

Fuente: Telam