Por AM750, el politólogo brasileño Emir Sader y el sociólogo Atilio Borón explicaron el trasfondo del intento de toma del Congreso, el Planalto y la Corte Suprema y cómo siguen las investigaciones y posiciones políticas.

Con el pedido de juicio político a los miembros de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) como parte de la convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso, oficialismo y oposición comienzan a definir estrategias sobre el proceso que abrirá la Cámara de Diputados y que tendrá en la mira la conducta de los supremos, sus “arbitrarios ataques sobre las facultades constitucionales asignadas al Poder Ejecutivo Nacional y al Poder Legislativo Nacional”, “el grave ataque al sistema federal” y sus vinculaciones políticas con el macrismo, entre otras acusaciones. 

¿Perder la final del Mundial por robo y quedarse en el molde? La respuesta de Cristina Kirchner y Alberto FernándezTailhade negó vinculo con hackeo a D’Alessandro y pidió una investigación y apuntó a una guerra interna en el PRO

La presidenta de la Comisión de Juicio Político de la Cámara baja, Carolina Gaillard del Frente de Todos, ratificó —como adelantó PáginaI12— que convocará a los integrantes del Máximo Tribunal para “garantizar el derecho a la defensa», aunque admitió que quedará en «ellos» asistir o no. Mientras Juntos por el Cambio, que ya había adelantado que no aportaría al quórum en las extraordinarias, buscará este martes que su mesa nacional unifique posturas y decida dar pelea en el debate de la comisión de Juicio Político en defensa de los cortesanos.

«Se puede solicitar la presencia de los magistrados y, respecto a los denunciados, son convocados una vez producidas todas las pruebas para informales y para que hagan su descargo. Pueden ir o no; en el caso de que no lo hicieran, no obstaculiza el proceso. Es para garantizar el derecho de defensa de ellos», afirmó Gaillard en declaraciones periodísticas sobre el proceso que arrancará en la comisión que preside y la convocatoria a los supremos para que se defiendan de los cargos que produzca la investigación. Un punto que la propia diputada entrerriana ya había confirmado a este diario y que PáginaI12 publicó la semana pasada.

Gaillard precisó que «en estos días estamos ingresando el proyecto» que entregó el presidente Alberto Fernández con el respaldo de once gobernadores y que, una vez que esté la convocatoria a sesiones extraordinarias, se convocará a la Comisión de Juicio Político para «tratar el tema». Desde la Casa Rosada afirmaron que la convocatoria a extraordinarias sería a partir de la segunda quincena de enero aunque adelantaron que el proyecto no entraría esta semana como estaba previsto originalmente.

«Se hace una primera reunión donde se analiza el índice de verosimilitud de las denuncias, se dictamina abrir la etapa de pruebas, se abre investigación, se producen las pruebas y se formula la acusación o no, que es el que va al recinto y debe aprobarse por mayoría de los dos tercios», explicó la legisladora en declaraciones a Radio10.

Una mayoría que el oficialismo no tiene para afrontar en el recinto, pero que si la tiene en la Comisión de Juicio Político (16 de sus 31 integrantes pertenecen al FdT) para abrir el proceso que puede terminar con ventilar públicamente la parcialidad política de los supremos.

Juntos por el Cambio recalculando

Una situación puso en guardia al interbloque opositor, abroquelado en defensa de los jueces de la Corte. La estrategia de la alianza macrista de no dar quórum para las extraordinarias y dejarle tierra arrasada al oficialismo en el Congreso mientras insista con el juicio a la CSJ, no impide que avance el proceso contra los cortesanos.

Por eso los jefes de los dos bloques mayores de JxC (de un total de diez), piden revisar la postura. El macrista Cristian Ritondo y el radical Mario Negri consideran que hay que dar pelea en la Comisión de Juicio Político para rechazar por “improcedente” la acusación contra Horacio Rosatti , Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda y no dejar el terreno libre al oficialismo para que avance en soledad.

«Evolución no se va a prestar a darles quórum en la comisión para semejante cosa, que quede claro para la sociedad que están solos en esta barbaridad», había asegurado el diputado Emiliano Yacobitti sobre la postura que asumiría el radicalismo disidente dentro de JxC.

Evolución Radical tiene un solo diputado entre los 14 del interbloque que integran la comisión de Juicio Político. El PRO cuenta con 7; la UCR 4; y la CC 2. “En la Coalición Cívica todavía existen dudas”, admitieron a PáginaI12 desde el interbloque opositor.

Pero la postura, ante las alarmas opositoras, ahora está en revisión. La encargada de dirimir la estrategia será la Mesa Nacional de JxC en una reunión que se realizará también hoy martes por zoom, ya que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, todavía está de vacaciones en Brasil. También participarán los distintos jefes de bloque para conocer sus opiniones, intentar unificar criterios y trazar una estrategia única en defensa de los cortesanos.

Algunos de ellos proponen organizar un “contraataque”discutir en la comisión que se avance con la multiplicidad de pedidos de juicios políticos que elevó JxC. Una lista que incluye al Presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y varios funcionarios del Gobierno. Aún así, desde JxC en la Cámara baja creen que la estrategia que se adopte no se haría pública mañana. Quieren que primero juegue el FdT. “Todavía ni siquiera se conoce la convocatoria a extraordinarias”, afirman para cuestionar las idas y vueltas de la Casa Rosada.

Respuesta a Macri

La secretaria Legal y Técnica del Gobierno, Vilma Ibarra, fue la encargada de salir al cruce a las declaraciones de Mauricio Macri, que buscó vincular a su manera el intento de golpe de estado en Brasil con el pedido de juicio político a la CSJ. 

“El juicio político es una herramienta constitucional y el Congreso ejerce las facultades de los arts. 53, 59 y 60 de la CN. Ud. es un expresidente, no degrade las instituciones comparando una acción violenta contra los poderes democráticos con un procedimiento constitucional”, afirmó Ibarra en su cuenta de Twitter para responderle a Macri.

El expresidente había escrito en la misma red social que “el episodio alerta sobre la fragilidad mundial de las instituciones democráticas, que pueden ser atropelladas por una horda como en Brasil o como sucede ahora mismo en Argentina con la Corte Suprema de Justicia a través de mecanismos políticos antidemocráticos igualmente brutales”.

Fuente: Pagina12