CABA

Niños intoxicados en el Hospital Gutiérrez: denuncian falta de mantenimiento y buscan citar a Quirós a la Legislatura

Primero fueron dolores de cabeza. Después náuseas. Niños. Niñas. Médicos. Familiares. Una fuga de monóxido de carbono el miércoles por la tarde habría sido, según las primeras investigaciones, la causante de un saldo de al menos 18 chicos, diez familiares y 13 médicos y enfermeras intoxicados en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. Y toda la Sala 4 evacuada. Ahora vino el post: por un lado, las denuncias por falta de mantenimiento. Por el otro, la búsqueda de la oposición porteña de citar al ministro de Salud, Fernán Quirós, para que dé explicaciones.

En total debieron sacar a unas 50 personas. Todos los pacientes pediátricos evacuados del centro de salud del barrio porteño de Recoleta pasaron por la cámara hiperbárica y se encuentran «fuera de peligro», según aseguró la cartera sanitaria. Dos niños fueron los más afectados: uno fue a terapia intensiva del hospital por su enfermedad de base y al otro lo llevaron al Fernández. Ambos con oxígeno.

También ya fueron dados de alta los familiares y profesionales de la salud que habían sido trasladados al Hospital Fernández, informó el Ministerio de Salud de la ciudad de Buenos Aires.

Intoxicados, SAME y Asamblea

En las horas siguientes al año, tanto personal de Metrogas como de Bomberos trabajaron para determinar las causas de la intoxicación, mientras que la Sala 4 y otra sala contigua que comparte ventilación permanecen cerradas al público y ventiladas.

Desde la firma aseguraron a la prensa que el incidente se produjo «presuntamente por un desperfecto interno en la evacuación de gases de combustión del sistema de calefacción».

Jefes y médicos que trabajan diariamente en el centro de salud coincidieron: «esto podría haber sido mucho más grave. Los médicos se dieron cuenta porque empezaron a sentir síntomas. Si pasaba de noche te agarra dormido, no sentís nada y podés llegar a morirte». Y apuntaron a «la falta de mantenimiento». En este caso por una conexión fallida entre la tubería de gas y un aire acondicionado: «No sorprende». La empresa de mantenimiento que depende del gobierno porteño, Mejores Hospitales, no había respondido hasta el día de ayer.

Desde el gremio de Médicos Municipales remarcaron en un comunicado: «Los niños fueron evacuados a diferentes salas del hospital tras confirmarse, por dosaje de carboxihemoglobina los valores patológicos en la totalidad de ellos. Con respecto a los adultos, la primera asistencia recibida la realizaron pediatras del hospital y luego trasladados por nuestras ambulancias al hospital Fernández acompañados por colegas pediatras. Por decisión de la Dirección del Hospital no se convocó al SAME«.

Este viernes, médicos de planta, residentes y personal harán una asamblea en el hospital, denunciando los «parches» de las autoridades que no apuntan a soluciones de fondo.

Además, apuntan que no es un hecho inédito. En septiembre de 2013, médicos, madres y un bebé debieron ser internados por inhalación de monóxido de carbono generada por la instalación defectuosa de un termotanque en el área de neonatología. Bomberos y personal del servicio de gas detectaron que el monóxido entraba al lugar a través de los extractores.

La situación también tiene su costado político, y las miradas apuntan al precandidato a jefe de gobierno porteño, Quirós. La Legisladora del FIT, Alejandrina Barry, presentó una declaración de preocupación: “Este grave hecho es una muestra en pequeño de una situación edilicia que preocupa y los trabajadores de la salud denuncian a diario. Quirós debe dar explicaciones”.

“Esta grave situación en el Gutiérrez es parte de la falta de mantenimiento de los hospitales porteños –continuó–. A diario vemos como el personal de salud denuncia las pésimas condiciones de los mismos y la falta de material para su correcto y efectivo trabajo”.

Fuente: Tiempo Argentino