Pese al escenario adverso por la pandemia, la balanza comercial argentina presenta superávits que permiten hacer frente al repago de deuda y a la implementación de políticas activas.

Salío un nuevo informe del Observatorio de Políticas Publicas de la Undav

La irrupción de la pandemia del coronavirus encontró al país en una profunda recesión económica, como consecuencia de la crisis de deuda. Asimismo, las medidas adoptadas por el ejecutivo nacional para disminuir la velocidad de la propagación del COVID 19 afectó gravemente la actividad económica, con sus implicancias sobre el mercado de trabajo y la distribución del ingreso. Es decir, la economía argentina desde el segundo trimestre del año 2018 inició un ciclo recesivo, lo que resultó en un deterioro de todos los indicadores socioeconómicos. Tras la aparición del flagelo del coronavirus, la crisis económica se agravó y redundó en una profundización de la recesión. En esta coyuntura, las importaciones de productos y servicios, y un crecimiento moderado de las exportaciones de bienes significaron un mejoramiento de la balanza comercial. De igual modo, el turismo se vio afectado de sobremanera por las restricciones impuestas por los diferentes gobiernos con el objetivo de reducir los contagios, lo que implicó un marcado descenso de ingresos por este concepto. Sin embargo, es menester destacar que, a pesar del escenario adverso para el intercambio comercial, la balanza comercial argentina durante el año pasado presentó superávit, lo que posibilitó el fortalecimiento de las reservas internacionales para hacer frente principalmente al repago de las deudas contraídas por el sector privado durante el cuatrienio gobernado por la alianza Cambiemos.

Si bien, el plan de inoculación llevado adelante durante el corriente año a nivel internacional y nacional genera expectativas positivas para la economía mundial, el contexto global continúa siendo incierto por la imposibilidad de que los países de menores recursos puedan llevar a cabo una vacunación masiva. Por ello, la recuperación del comercio internacional se proyecta que será lenta en tanto y en cuanto, la pandemia no sea controlada a nivel mundial. Asimismo, será de vital importancia mantener las políticas monetarias y fiscales contracíclicas para acelerar la reactivación de las fuerzas productivas y consolidar el control de la pandemia del coronavirus.

Las exportaciones e importaciones de bienes y servicios se registran en la cuenta corriente, al igual, que los pagos correspondientes a los intereses de la deuda pública. Durante el segundo trimestre del corriente año, la cuenta corriente registró un superávit de US$ 2.763 millones, lo que significó una variación negativa de US$ 99 millones con relación al superávit computado en el mismo período del año 2020.

El saldo positivo de la cuenta corriente resultó por el ingreso neto registrado en la balanza de bienes y servicios por US$ 4.485 millones y del ingreso secundario por US$ 479 millones, que fue parcialmente compensado por el déficit computado en la cuenta de ingreso primario por US$ 2.200 millones.

En el segundo trimestre del año 2021, el stock de deuda externa bruta total con títulos de deuda a valor nominal residual al 30 de junio del corriente año, se ubicó en US$ 269.158 millones, un valor inferior de US$ 324 millones respecto al trimestre anterior. El descenso en el saldo se explica principalmente por la disminución de la deuda del Gobierno general por US$ 1.054 millones debido principalmente a las amortizaciones de instrumentos de corto plazo y transacciones en el mercado secundario entre residentes y no residentes y a la deuda de Otras sociedades financieras por US$ 400 millones. Al mismo tiempo, esta baja fue compensada parcialmente por el aumento en la deuda de las Sociedades captadoras de depósitos por US$ 424 millones y de las Sociedades no Financieras, Hogares e ISFLSH por US$ 397 millones. Por último, el stock de deuda externa a valor nominal del Banco Central también experimentó una suba de US$ 310 millones.

Fuente: Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda

Utilizamos cookies, ¿estás de acuerdo? MAS INFO

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close