Relaciones carnales entre medios mendocinos, Cornejo y Suárez

“En el mismo lodo todos manoseau” pregona el maravilloso e inmortal tango Cambalache y viene muy bien esta frase para el escenario de convivencia que presenta la clase política mendocina y los grandes medios locales que se relacionan “carnalmente” con el gobierno de Alfredo Cornejo y Rodolfo Suarez. Para algunos pipistrelos creen que estos medios “informan”, para otros más despiertos entienden que solo pregonan “propaganda”, de quiénes le bajan frondosos billetes del bolsillo de los mendocinos y mendocinas a modo de pauta para ejercer ese “periodismo del marketing” que les agrada leer y escuchar cada día.

La bajada de línea es más que clara, incluso hasta en su modo de titular y marcar agenda sobre un determinado tema responden a “un padrino” que les tira letra ¿Eso es periodismo independiente? Creemos que no…

Un clásico: las entrevistas «sin picante» de Montacuto al amigo Cornejo

Un claro ejemplo de esa convivencia Gobierno Radical y “Medio Amigos” lo podemos descubrir en los recónditos del medio Mendoza Post, de nuestros colegas Ricardo Omar Montacuto y Cristian Sanz, que quiénes los representa legalmente es justamente un funcionario del gobierno provincial ¿Y la ética? Te la debo, hermano…

Tu pasado te condena

Hagamos un poco de memoria y vamos a descubrir algunos personajes conocidos. En septiembre del 2019, en pleno gobierno de Alfredo Cornejo, El Tribunal de Gestión Asociada, a cargo de la Jueza Alicia Boromei, condenó al medio digital Mendoza Post, a los periodistas Ricardo Montacuto y Cristian Sanz, de Plataforma Digital S.A., a pagar la suma de 600 mil pesos en concepto de daños por una demanda que le inició el secretario de Gobierno de Santa Rosa, Marcos Nuarte. La justicia consideró que el medio periodístico había hecho «denuncias falsas».

Los muchachos periodistas cumplieron la orden al pie de la letra de lo que venía pidiendo su jefe Alfredo Cornejo. Es conocida la orden off de record de Cornejo que le solicitó a la, por entonces, intendenta Norma Trigo que retire de la gestión a Marcos Nuarte, un cuestionado contador que trabajaba en el municipio de Santa Rosa.

Los chicos Ricardo Omar Montacuto y Cristian Sanz hicieron su rol “propagandístico” difundiendo noticias falsas y/o inexactas, contra el señor Marcos Sebastián Nuarte… lo cual no les fue nada bien y quedaron condenados por la Justicia. Un papelón profesional!

Notas que el Mendoza Post publicó en fecha 17 de noviembre de 2016, 19 de diciembre de 2016, 13 de febrero 2017, 28 de noviembre de 2017, 2 de diciembre de 2017, 27de diciembre de 2017, 15 de enero de 2018, 3 de febrero de 2018 y 4 de febrero de 2018, fueron llevadas a la justicia ordinaria por el funcionario de Norma Trigo. “Funcionario de Santa Rosa dijo que tenía varicela y se fue de vacaciones” del 17 de noviembre de 2016, “El asombroso caso del funcionario mendocino que acumula escándalos” del 19 de diciembre de 2016 y “Este es el funcionario más oscuro de Mendoza” del 13 de febrero de 2017, fueron algunas de las notas cuestionadas por la Justicia.

De acuerdo al fallo judicial “se estableció que las noticias no eran exactas, lo que motivó que todos los involucrados sean condenados, en forma solidaria, por el Décimo Octavo Juzgado Civil, Comercial y de Minas de la Primera Circunscripción Judicial de la provincia de Mendoza y, en consecuencia, tengan que indemnizarlo, y publicar esta noticia de acuerdo con lo establecido por el art. 1740 del Cód. Civil y Comercial de la Nación, la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales incorporados a esta”.

Más allá del vergonzoso desempeño profesional de los colegas Montacuto y Sanz, de “operar” a un funcionario con falsas noticias, se descubre que quién los representa legalmente al medio es justamente un funcionario provincial, Sebastián Guillermo Soneira, cuya matrícula de abogado es 5245-A.

El amigo Soneira

El abogado que representa a Mendoza Post es un Cornejo boys. Sebastián Soneira es el titular de la Dirección de Personas Jurídicas. Fue designado en ese cargo desde febrero del 2018, mes en que dio un paso al costado el académico Raúl Romero.

La designación de Soneira con la firma de Cornejo y Garay

Soneria es egresado de la Universidad de Córdoba y miembro de la Federación de Colegios de Abogados y Procuradores de la provincia de Mendoza.

En tiempos del presidente Mauricio Macri, envió al Senado el pliego de candidatos a cubrir vacantes que existían en la Justicia Federal y entre los nombres elegidos aparecía Sebastián Soneira para convertirse en juez del Juzgado Federal N°2. Hecho que nunca sucedió.

¿Puede un funcionario del gobierno representar a un medio periodístico privado? Si

¿Queda éticamente correcto? No. Porque al existir conflicto de intereses, se desvanece la ética periodística y el ejercicio de desempeñar un periodismo independiente.

El funcionario Soneira como abogado del Mendoza Post ¿está bien?

Hay amplio consenso en que la regulación del periodismo en democracia no le compete al Estado. Es una cuestión de autorregulación de la que participan propietarios, periodistas y ciudadanos.

Otro documento que lo muestra al defensor y funcionario Soneira

Tales prácticas contradicen principios constitucionales y leyes internacionales que limitan el rol del Estado en materia de libertad de expresión. Aunque el Estado regula varios aspectos de los sistemas de medios (desde la propiedad hasta el financiamiento), legislar, vigilar y castigar el cumplimiento de códigos fácilmente se convierte en censura oficial.

La voz del periodismo como actor colectivo es fundamental para acordar e implementar principios comunes que contribuyan a la transparencia de la prensa.

Que los funcionarios, parejas de funcionarios, amantes de funcionarios, se mezclen en las redacciones de los medios periodísticos no habla bien de una democracia plena, ni de un gobierno transparente. La elección a dedo de los medios “preferidos” por el gobierno provincial para bajarle millones de pesos en pauta, tampoco habla de madurez institucional y libertad de expresión.

Fuente: Bien Cuyano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *