Se recaudarían más de 200 mil millones de pesos con el impuesto al patrimonio

Alcanzaría a 12.000 individuos con riquezas superiores a los 3.000.000 de dólares.

El impuesto a las grandes fortunas podría generar una recaudación cercana a los tres mil millones de dólares, equivalentes a $ 200 mil millones de pesos. Así lo establecen los primeros cálculos realizados por el oficialismo, que está elaborando una norma para su tratamiento legislativo.

El dato lo reveló el diputado Carlos Heller, quien se encuentra a la cabeza de la redacción del proyecto. En principio, el nuevo tributo, que tendría carácter extraordinario y se aplicaría por única vez, gravaría a las personas humanas con riquezas por encima de los tres millones de dólares. También alcanzaría a los patrimonios y ganancias empresariales.

“Encontramos que hay un universo muy chico de personas humanas con patrimonios por encima de ese mínimo. Son unas 12 mil personas. Es apenas el 0,08% de la población económicamente activa. Dividimos ese universo en diversos tramos, escalando y jugando con distintas alícuotas, y estimamos que podemos generar ese ingreso”, graficó Heller en declaraciones radiales a La 990. “La dificultad está en tener bases de datos ciertas que nos permitan realizar proyecciones adecuadas. Por ejemplo, todavía nos falta hablar de patrimonios y ganancias empresariales porque no tenemos la base de datos actualizada al respecto”, explicó.

El proyecto fue el eje de discusión en la reunión que sostuvieron el martes por la tarde el presidente Alberto Fernández, Martín Guzmán (ministro de Economía), el presidente del bloque oficialista en Diputados, Máximo Kirchner, y el propio Heller. Allí convinieron en seguir perfeccionando la idea, aunque su concreción en ley dependerá de las posibilidades que tenga el Congreso para sesionar mientras dure la cuarentena.

“Esta no es una campaña de persecución contra nadie. No es una caza de ricos. Esta propuesta no tiene nombres propios, no tengo idea de quiénes son esas 12 mil personas que podrían ser alcanzadas. Sólo hay una necesidad imperiosa de conseguir recursos y se está buscando de dónde obtenerlos sin cambiarle las condiciones de vida a nadie”, agregó Heller.

Tal como lo detalló Tiempo en su edición impresa del último domingo, la caída de la actividad económica por la pandemia hizo que la AFIP dejara de cobrar unos $ 50 mil millones durante el mes de marzo. Se estima que la pérdida podría ser superior en abril. Cubrir esa merma de ingresos, más otros gastos extraordinarios (como los casi $ 80 mil millones que costará cada pago mensual del Ingreso Familiar de Emergencia), es el objetivo del impuesto por crearse.

Fuente: Tiempo Argentino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *